Atrás   Imprimir

Lugares Con Magia . com

Grandas de Salime, Pesoz , Illano, Boal, Coaña, Villayón, Navia

   

 

 

OCCIDENTE    

 ASTURIAS
                 
   

A SU SERVICIO

wXw

Navia, divinidad celta asociada al culto del agua, da nombre al río que nace en la Sierra de Rañadoiro y con dirección norte se dirige al mar desembocando en la ría homónima, conformando una cuenca hidrográfica utilizada para el aprovechamiento hidroeléctrico con los embalses de Salime, Doiras y Arbón, aunque en sus afluentes aún pueden verse la nutria, el martín pescador e incluso el buitre leonado y en sus orillas dedicarse a la pesca de la trucha.

 

 

En el fondo del valle, Grandas de Salime, limita con la provincia de Lugo y con los municipios de Pesoz, Allande y Los Oscos. El concejo cuenta con tranquilos pueblos llenos de tradición y paz. Su museo etnográfico, ubicado en la antigua casa rectoral es una muestra viva de las tradiciones y forma de vida de la comarca. Recoge una extensa colección de piezas y enseres así como una fragua, un molino, una bodega un “chigre-tienda”, una sala textil, talleres, hórreo, etc. Grandas acoge también al Castro “Chao Samartín, el mejor exponente de la cultura castreña del occidente de Asturias, en sus excavaciones se están encontrando piezas de oro y plata así como interesantes cerámicas. La Colegiata del Salvador, del siglo XII, templo de pórtico recio y armonioso conjunto en piedra y pizarra que es punto de visita del Camino de Santiago, la ruta jacobea atraviesa el concejo para seguir hacia Los Oscos y entrar en Galicia por la provincia de Lugo. Más abajo, en el río, podemos visitar la faraónica presa del Embalse de Salime, donde destacan las grandiosas pinturas murales y los relieves de Vaquero Palacio y Vaquero Turcios. Dejándonos ir río abajo llegamos a Pesoz, en su capital destaca la casona-palacio con capilla intramuros así como los últimos productores de un exquisito vino blanco que recuerda al albariño y que se bebe en las pequeñas bodegas artesanales de un “cacho” o cuenco de madera.

    wCAw  Casa Aurora

 EL VALLE DEL NAVIA

wCastros y ríos w          
     

 

Existen dos formas de visitar el valle: bien por la tortuosa carretera que bordea el río y sus embalses; bien a bordo de una canoa u otra embarcación sobre las aguas del propio río.

     
     
     
       

Al otro lado del valle, sobre el río Agüeira, se encuentra el pueblo abandonado de Argul, reliquia arquitectónica y etnográfica que conserva intactas callejuelas, plazas, corredores y pasos elevados. Más abajo aún, ya en tierras de Illano, nos llama la atención un resalte rocoso sobre el río Navia y el pueblo que acoge en su cercanía: San Esteban de los Buitres. Se trata del punto más occidental al que ha llegado y permanece de forma habitual una colonia de buitres leonados.

Desde las callejas de San Esteban de los Buitres, se disfrutan unas espléndidas vistas y se puede además contemplar la curiosa disposición de cuadras, hórreos, abrevaderos y casas aprovechando la disposición inclinada del terreno.

 

 

 

La carretera nos leva a excelentes miradores sobre el Embalse de Doiras. El medio de vida rural se pone de manifiesto en los pueblos de Gio o Cedemonio. En Boal encontramos el tercer embalse, el de Arbón, así como una cultura de la miel muy pronunciada, que se delata con la presencia de “cortinos” (altos círculos de piedra en cuyo interior se disponen las colmenas para protegerlas de los osos). La Casa de la Apicultura, ubicada en una antigua escuela rural en Los Mazos, recoge una colección museográfica incluyendo “truébanos” (panales de madera tradicionales) y paneles explicativos. La cultura castreña también tiene en Boal excelentes muestras, en el Castro de Pendía y el Castro La Escrita. Entre las curiosidades podemos citar Penedo Abalón, la enorme mole de granito oscilante que cualquiera puede mover si encuentra el punto de equilibrio y las pinturas rupestres de la Cova del Demo. El embalse de Arbón es además sede del centro de aventura del occidente donde se pueden practicar actividades náuticas como el descenso de canoa, aguas bravas o barranquismo.

Otra forma de ver y vivir el río. Cruzando el poderoso río Navia a su orilla oriental nos encontramos en terrenos del concejo de Villayón, el paraíso de las cascadas, donde su máximo exponente es el paisaje natural protegido de las Cascadas de Oneta. El espectacular salto de más de treinta metros puede ser visitado desde su parte superior e inferior, y si las condiciones metereológicas acompañan, sorprenderse con un arco iris sobre la poza de la cascada. Otras cascadas como la Firbia, la Ulloa y la Mexica son igualmente interesantes. Tranquilidad en un medio rural apegado a los usos tradicionales de la tierra. Llegando a dar vista a la impresionante ría de Navia, entramos en el concejo de Coaña, reconocido por su castro. El Castro de Coaña está bien restaurado y cuenta con un completo centro de interpretación explicativo de la cultura castreña. Una joya gastronómica del concejo que se debe probar es el requesón de Abedro.

Por fin llega el Navia a su encuentro con el mar en la localidad de Navia, capital del concejo del mismo nombre.

 

 

 

La villa de Navia es puerto y puerta oriental de Asturias, así como la comarca más influenciada por Galicia. En su concejo se encuentra el Puerto de Vega, típico, pequeño y coqueto puerto natural, que fue ballenero y que retiene el sabor marino de sus callejuelas y sus casas encaladas.

Entre sus recursos naturales destacan la reserva natural de la Playa de Barallo y el monumento natural de la Playa de Frexulfe, con un impresionante sistema dunar.

Como en toda la comarca, las festividades tienen lugar en época estival, en Navia están el descenso a nado de la ría y la fiesta gastronómica del marisco, ambas celebradas en el mes de agosto.

w w w w w

CON CONFIANZA:

Si eres goloso, sumérgete en la Ruta de la Miel, comienza en la Casa de la Apicultura, en Boal y en su recorrido hay visitas a un colmenar auténtico. Horarios: 11 a 13 y 16 a 19. Lunes cerrado. Y para llevarse un recuerdo de este valle tranquilo recomendamos una quiastolita o piedra de San Pedro, producida por la fuerza del agua sobre determinadas piedras del río y sacada a la luz por las hábiles manos de los artesanos de la comarca. Además da buena suerte y protege de los malos espíritus a su portador.

En Grandas de Salime hay un embalse, en el que se pueden practicar deportes acuáticos, la pesca de la trucha, tanto desde sus orillas como desde embarca- ción, así como observar en su hábitat natural un gran número de especies como la nutria, el ána- de real, el cormorán grande, garza real, martín pescador etc...